Trasfondo

fondacooo

Los exliados del Reino Antiguo

“Al final de mi viaje, puedo ver a través del tiempo, mis ojos cegados por las lágrimas. Veo la estrella de nuestra esperanza: “El Emperador” que una vez trajo consigo paz y prosperidad a nuestra casa, quien construyó un poderoso Imperio, unió a las tribus de los caminos de la vida.

Veo una época de completa felicidad.

Que ahora yace en ruinas.

Los antiguos dioses han despertado; hermanos toman armas contra hermanos, la humanidad se aferra a las gargantas de unos a otros, regido por un estado anárquico; y la Madre Naturaleza toma venganza bañándonos en plagas y hambrunas sobre nosotros.

La maldad camina sobre la tierra, dejando nada más que ciudades muertas y asentamientos saqueados a su paso. La tierra está yerma y muerta…

Pero… posiblemente… hay vida en esa distante, y olvidada tierra, donde solo unos pocos se aventuran—aquellos que fueron llamados locos. Tú eres uno de estos locos ahora.

¿Qué destino te aguarda? ¿Encontraras tu camino o desaparecerás intentándolo? ¿Te alzarás en la gloria o caerás en la oscuridad?

Nadie lo sabe.

Solo el tiempo lo dirá…”

 

forgotten_land

De aquellos que llegaron al fin del mundo

“Tierra lejana y olvidada era, tierra de nuevas esperanzas o desdichas. Nosotros de eso nada sabíamos y el tiempo solo dictaría sentencia.”

 

Tierra fértil y abundante se veía, tierras escarpadas por las montañas, posiblemente de antiguos días y de funestas apariciones. Allí desembarcamos escapando de la muerte para abrazar a una nueva vida—o para abrazar de nuevo a la vieja señora por todos conocida.”

 

 

Fondo1

La religion como arma

 

“Nuestros hermanos se dividieron, ya no querían nada los unos de los unos de otros y recíprocamente… se marcharon cada uno a un lugar y un pensamiento diferente; ya no éramos todos iguales pues todos y cada uno concebimos un nuevo pensamiento en pos del firmamento.

 

Los autodenominados Gottlung continuaron venerando al Nombrado y atesoraron como el oro en sus manos huesudas eso que ellos llamaban “Cristianismo”; religión abogada a adorar un hombre muerto y crucificado y un ser aún más elevado que todo lo veía y todo lo sabía. Misericordioso y piadoso en tanto en cuanto a colérico y vengativo.

 

Aquellos que del Norte venían, buscaron otro conocimiento basado en lo que la naturaleza daba y manaba. Estos fueron llamados Slavard, a los que los Cristianos Gottlung llamaron “Paganos” denotando su alto egocentrismo y poder.

 

Y por último nuestros hermanos más alejados, los Khoor, aquellos que nos recibieron de Oriente con brazos abiertos y que trajeron con las muñecas atadas. Lo que antes era armonía, sabiduría y esfuerzo se tradujo en tristeza y desperación ante tanta muerte y miseria. De ellos se sabe que fueron los que fundaron una de las tantas religiones que en un futuro verían la luz y atisbarían, también, su declive; conocida en esta era como el Taoísmo. Donde la vida y la naturaleza iban enlazadas de la mano y aquellos que conseguían plenitud estaban en armonía con dicha naturaleza.”

Anuncios